¡A Jugar Pelota!

Por Elvis Valoy Jueves 9 de Marzo, 2017

El béisbol es el deporte que llevamos en el ADN y es la fiebre que nos apasiona. Sabemos tanto de esta disciplina, que cualquier dominicano o dominicana es capaz de dirigir el más exigente equipo de las Grandes Ligas con buenos resultados.

Desde el pasado lunes 6 de marzo se inició el Clásico Mundial de Béisbol 2017, en donde 16 equipos, divididos en 4 grupos tratarán de conquistar la victoria.

Israel, Corea del Sur, Holanda, Taiwán, Australia, China, Cuba, Japón, Canadá, República Dominicana, Colombia, Estados Unidos, México, Puerto Rico, Italia y Venezuela, saldrán al terreno de juego con el único objetivo de alzarse con el éxito.

Y este jueves 9 de marzo se inician los enfrentamientos de las novenas que integran el grupo C, del cual forma parte el equipo campeón de la República Dominicana, que enfrentará a Canadá en Miami.

En los que algunos aseguran será el último clásico, debido a la angurria y el deseo insaciable de dinero de la Major League Baseball (MLB), la República Dominicana tiene un roster con el cual podría retener su corona por segunda oportunidad.

Claro está, hay muchos equipos de excelente calidad en este Clásico Mundial de Béisbol 2017. Igualmente ha habido sorpresas, como el seleccionado israelí del grupo A, que está jugando una gran pelota en el continente asiático.

Pero el asombro es parte de las emociones de este torneo mundial, y la incredulidad gana un gran espacio en la medida en que los países participantes con triunfos inesperados.

La sorpresa y el derroche de adrenalina fue lo vivido por casi 50 mil personas en el Dome Stadium de Tokio (¡y así quieren los fenicios de la MLB y el Sindicato de Peloteros suspender el próximo clásico!), en donde Japón venció a Cuba, para posteriormente doblegar a la novena australiana 4 carreras por 1, poniendo a los nipones en la cima de su grupo.

Indiscutiblemente que el archiconocido refrán que dice:” La pelota es redonda y viene en caja cuadrada”, se aplica en el caso del grupo A, en donde la Naranja Mecánica, que cuenta con un equipo todos estrellas, se impuso con apenas una carrera por encima del conjunto taiwanés.

Algunas novenas saldrán al terreno con el alma en las nubes, como parece lo hará el seleccionado de Puerto Rico, en donde el dirigente boricua Alex Cora arengó a su plantilla recordándole a cada jugador el nombre de cada una de sus familias y su patria.

La bandera de cada país brillará en el firmamento, por lo que los campeones dominicanos deben salir a jugar motivados y dispuestos a reconquistar su cetro, que es la meta que debe tener cada pelotero de la plantilla nacional.

La República Dominicana está demostrando que la patria se lleva en el corazón, como lo han expresado los dominicanos Manny Machado y Dellín Betances, ambos jugadores nacidos en Estados Unidos, pero de padre y madre dominicanos, y que han defendido a capa y espada su deseo de representar al Mangú Power.

Y a partir de hoy los peloteros de la República Dominicana tienen que jugar para ganar, deseándoles la población desde cada rincón nacional e internacional en que se encuentra que la fuerza los acompañe.