A Dios rogando y con la porra dando…

Por JOSE ANTONIO MATOS PEÑA sábado 28 de enero, 2017

Es la conclusión que damos a una trilogía constituida en orden de poder inmediato, gobierno ò estado, ciudadanos, dominicanos o no, y nuestra madre naturaleza, expresada ahora, como medio ambiente y recursos naturales.

Nuestro enfoque, lo haremos en esta ocasión, a tres aspectos: 1.- La problemática Valle Nuevo, recurso natural imprescindible para la vida en esta parte de la isla, con influencias a izquierda y derecha en el sentido o dirección este-oeste, alimentando ríos fundamentales para la sostenibilidad de la vida, de ahora y más en el futuro, debe ser preservado, ser verdadera área a proteger por el estado dominicano, verdaderamente protegida, pero concomitantemente saldando de manera definitiva los conflictos con humanos pendientes; pagar hasta el último centavo al ciudadano que por inobservancia estatal o ignorancia del mismo hayan estado ahí con anterioridad a las declaratorias de áreas protegidas y que cuya presencia o tenencia de certificaciones de títulos tengan rastros creíbles o admisibles, pero definirlo ya y con carácter permanente, sin abusos, con racionalidades y con escrituras testimoniales ahora para la posteridad. Es la única manera de esta generación legar a las venideras, protección permanente.

2.- Si se está en la onda o moda de proteger áreas cruciales para la salud ambiental, si se está en resoluciones con fechas fatales para la desocupación de Valle Nuevo, por que se rumora, con cada vez más fuerza y credibilidad la explotación de unos 30 millones de onzas de Oro en el vital sector del rio San Juan, en la cabecera de ese importante valle, del llamado granero del sur; el cual, es antesala, por su altura, en sentido norte-sur del valle de Neiba, más las provincias, Barahona e Independencia, zona en que se encuentra la parte más profunda de la isla y las Antillas, la hoya del lago Enriquillo, a cuya fosa llegarán todas las aguas que no se escapen en los vientos, más las contaminaciones que en sus alturas genere la extracción de un oro que por lo general nuestro país no ve sus beneficios, pero que sí verá y vivirá las mermas o extinciones de sus recursos hídricos.

 

3.- Parque Nacional la Gran Sabana, declarado mediante el decreto ley 571-09, que interesa toda esa zona otrora área de amortiguamiento del parque lago Enriquillo, en la cual ,que está al este del lago Enriquillo, por falta de personal e inversión en personal como Guarda-Parques, puntos de vigilancias, in situ, recomendados por nosotros en múltiples ocasiones por estos medios, además de los radiales y televisivos; la matanza y envenenamiento de cocodrilos, iguanas y peces, con sus aguas, ha estado a la orden del día, imágenes de esos desmanes las tenemos en nuestros equipos y divulgadas en sus momentos, en amplios medios de comunicación, nadie ha hecho caso, y a pesar de que en un momento las autoridades del sector medio ambiente desmontaron casetas, yolas, Jàtigos y Nasas, los ecocidas se han vuelto a aposentar en el área protegida, tan Campantes como Johnnie Walker.

 

y… para colmo de males o virtudes, al referido parque ha entrado un señor, poderoso de este gobierno en la región o provincia, señor Rodolfo Acosta Recio, FICHE, quien a nombre y representación del estado, con equipos y recursos directos del IAD, tumbó decenas o centenas de árboles, en ese semi-desierto, entre los que prima un manglar fomentado por quien suscribe desde hacen más de 28 años, los mangles, son de gran escasez en el país, de los cuales, hasta hacen pocos años solo teníamos unos 257 kilómetros cuadrados, con la sequia, y ahora esto, deben ser mucho menos; vulnerando además derechos de propiedad antiguos de diferentes personas, entre las que nos encontramos, con cerca de dos mil tareas; todo eso, con el vestigio oficial, por lo que no nos ha quedado otro caso que esperar que la correlación de fuerzas del poder cambien y así, volver a restituirnos nuestros derechos adquiridos desde nuestros ancestros, y darles como al efecto, el trato amigable con el medio ambiente. No olvidemos que la poderosa compañía Odebrecht hizo diabluras en Latinoamérica y su país, y que al través de los años, la verdad, como el Diamante aflora. Hoy, aquellos de seguro no encontrarán efectivo para resarcir dineros y daños ocasionados, se halarán una oreja y no se alcanzarán la otra, como decía mi madre.

 

Se cumple el plazo fatal para la desocupación de Valle Nuevo y nosotros aplaudimos su desalojo, pero con justicia, y esto, como decía la monjita del cuento ya famoso, ¡!! Dijeron a todas!!!…

 

Comenta