A Danilo, con cariño

Por Germán Martínez martes 21 de febrero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Germán Martínez

Mi palestra

Germán Martínez A mi amigo Danilo Medina!

En varias ocasiones he dicho que lejos de ser, como piensan algunos, un beneficiario de éste gobierno, mi familia y yo hemos sido víctimas del mismo, sin siquiera poder ver al amigo que ocupa, con nuestro voto, la Presidencia de la República.

Defender un gobierno y un presidente en un país como el nuestro es correr el riesgo de que una caverna ansiosa de poder político y económico para hacer lo que antes cuando lo tuvieron hicieron , o sea nada, quiera arrancar la cabeza de uno y pasearla por la ciudad como trofeo.

Pero duele y molesta que a un gobierno y un Presidente de las condiciones morales y de entrega a su país y al trabajo se le quiera insultar, cuestionar y pegar a la pared precisamente por una parte de los politiqueros responsables de la corrupción e impunidad, beneficiarios directos e indirectos de negocios y repartos, algunos incluso salpicados de la sangre generosa de aquella generación de hombres y mujeres que hicieron esta democracia que hoy algunos quieren destruir por el afán desmedido de lograr el poder que le han negado en las urnas el pueblo dominicano.

Danilo Medina no es santo, no está rodeado de Suizos, ni llegó a gobernar un país recién creado, es el presidente de una nación que desde antes de ser ya estaba enferma de corrupción e impunidad, que se comenzó a repartir cuando la colonia, y se acabó de convertir en un ansiado pastel tras la muerte de Trujillo donde lejos de cobrar la sangre y el robo se prefirió el borrón y la cuenta nueva, y la nueva ha sido peor que todas, pero no es culpa de Danilo Medina, quien menos ha dado demostración de que hace uso y abuso del poder.

Creo que lejos de querer la cabeza de Danilo Medina, para ver si así consiguen el poder, pobres ilusos, lo que debemos hacer es unirnos al Presidente con más realizaciones evidentes de la historia reciente del país en una cruzada moralizante en busca de corruptos, pero de todos los gobiernos desde el 1961 hasta hoy, y de todos los hechos impunes desde Palma Sola hasta abril del 1984,sin dejar un sólo hecho sin investigar por una comisión de la verdad donde estén todos los sectores del país representados.

Danilo Medina es un ser humano, rodeado de iguales, pero estoy seguro que sus manos están limpias del peculado, como están limpias de sangre o de actos contrarios a la democracia, imperfecta que nos hemos dado, pero que estamos poniendo en riesgo tratando de poner contra la pared al Presidente más votado de nuestra historia, y el que ha hecho más escuelas, hasta para sordos, más siembra y visitas a los que no habían visto un Presidente ni de lejos, y en fin a quien no ha dejado de trabajar un solo día desde el 16 de agosto del 2012 para buscar mejorar la vida de los que nacieron sin ella.

Es hora de país, de unidad y de revalorizar la nación, pero sin odios ni ambiciones desmedidas, hora de hacer más fuerte y grande el sueño de Duarte que a pesar de los pesares 173 años después sigue vivo, y fuerte el amor que todos sus hijos le profesamos a la Patria que es ara, nunca pedestal.

 

Apple Store Google Play
Continuar