6 secuestrados y un muerto tras ataque a un barco vietnamita en Filipinas

Por Carlos Luis Baron lunes 20 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, MANILA.- Seis marineros vietnamitas fueron secuestrados y uno hallado muerto tras un ataque a su barco en aguas del sur de Filipinas, informó hoy la guardia costera del país (GCF), lo que podría ser obra de Abu Sayyaf u otro de los grupos yihadistas que operan en la región.

Tras recibir una llamada de las autoridades de Vietnam, los guardacostas filipinos acudieron el domingo al rescate del MV Giang Hai, un buque de bandera vietnamita con 17 tripulantes a bordo que había sido abordado por piratas en aguas del Mar de Joló, indicó a Efe en Manila el portavoz de la GCF.

Los efectivos de la Guardia Costera de Filipinas rescataron a 10 tripulantes cerca de la isla de Baguan, frente a las costas de Malasia en la región autónoma de Mindanao Musulmán, y recuperaron el cadáver de un fallecido presuntamente asesinado por los piratas, según el portavoz.

Los seis vietnamitas restantes habían sido secuestrados durante el ataque perpetrado por hombres armados sin identificar y se desconoce dónde han podido ser conducidos, apuntó.

En un principio las autoridades aseguraron que eran siete los secuestrados, pero posteriormente corrigieron este dato.

La Guardia Costera de Filipinas ha iniciado una operación de búsqueda junto con unidades de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del país en la zona para tratar de hallar a los secuestrados.

En paralelo, las autoridades han iniciado una investigación preliminar para determinar las circunstancias del incidente sin señalar de momento a posibles autores, aunque los precedentes apuntan a que podría haber sido obra de grupos yihadistas.

Éstos han intensificado el último año su actividad en aguas del suroeste de Filipinas y el noreste de Malasia al secuestrar a decenas de personas, muchos de ellos tripulantes de embarcaciones que navegaban por la zona.

Abu Sayyaf, la organización terrorista filipina más activa estos días que ha jurado lealtad al Estado Islámico (EI), mantiene cautivos a 21 rehenes, de los que cuatro son filipinos, siete malasios, seis vietnamitas, dos indonesios, un alemán y un holandés.

En el caso del alemán, los yihadistas amenazaron la semana pasada con decapitarlo si Berlín no paga el rescate exigido de 30 millones de pesos (566.000 euros o 600.000 dólares) este domingo 26.