16 de agosto del 2017: ¡el avión despegó a mantenerlo en el aire!

Por Humberto Salazar miércoles 16 de agosto, 2017

Cuando en agosto del 1996 el Presidente Joaquín Balaguer entregó el gobierno a ¨los muchachos del PLD¨ encabezados por el Presidente electo Leonel Fernández y el hoy Presidente Danilo Medina, les hizo saber que entregaba un país semejante a un avión en la cabecera de la pista, lleno de combustible y listo para despegar hacia el porvenir.

Hoy se cumplen 21 años de aquella ceremonia histórica, donde el dominicano con mayor experiencia de estado en el siglo XX, jefe de gobierno por 22 años, algo no superado en nuestra tantas veces interrumpida vida democrática, y líder de una fracción multitudinaria de nuestra población, pasó los símbolos del poder a un equipo de gente joven y organizada.

Ese avión, donde por supuesto vamos todos los dominicanos de pasajeros, a pesar de la turbulencias que casi lo llevan a estrellarse cuando el electorado se equivocó y eligió a un inepto e incapaz en el año 2000 como su piloto, surca hoy los cielos del área del Caribe mas confiado que nunca en el futuro de nuestros ciudadanos.

La gesta histórica que llamamos Restauración de la República, de la que conmemoramos hoy el 154 aniversario, fue en el momento que se produjo la acción de un grupo muy pequeño de hombres que, cruzando la frontera que nos divide del vecino Haití y dirigidos por Santiago Rodriguez plantaron de nuevo la bandera tricolor en el cerro Capotillo, que se encuentra muy cerca de la población de Loma de Cabrera.

Fuimos los dominicanos los primeros capaces de vencer a las tropas colonizadoras españolas en los grandes territorios insulares de los que eran dueños en mar que llamaron los conquistadores de ¨los caribes¨, las otras dos posesiones coloniales, Cuba y Puerto Rico, tuvieron que caminar por senderos históricos diferentes y esperar mas de tres décadas, para convertirse en territorios semi-independientes.

Nunca como ahora debemos los dominicanos visualizar nuestro futuro de forma mas positiva y esperanzadora, tenemos un sistema de gobierno que se sostiene sobre bases solidas y con participación de todas las políticas y económicas sobre las que se sostiene el sistema democrático liberal, que durante tres siglos de historia ha conducido a la humanidad a estadios de desarrollo nunca imaginados por los filósofos que lo plantearon teóricamente.

La Restauración de la República pasa por la fase de rescate de nuestra soberanía alimentaria, la creación de una sociedad de oportunidades, la ampliación de nuestras libertades, la apertura a nuevos y creativos negocios, la distribución de la riqueza desde los que tenemos mas a los excluidos de nuestra sociedad, la integración organizada de la población que vive en la zona rural al circulo inclusivo de la mejoría de vida de todos nuestros ciudadanos.

La analogia que hizo Balaguer al comparar la República Dominicana con un avión a punto de despegar, fue la advertencia de que era la responsabilidad de quienes asumieron el control de la vida nacional el continuar construyendo el futuro, pues la generación que el representaba ya estaba dando sus ultimas fuerzas y había aportado todo el sacrificio para mantener contra viento y marea el sistema democrático, que con todas sus imperfecciones y problemas, habíamos mantenido vigente hasta ese momento.

Lo que hemos compartido ese sueño con los compañeros del PLD, muy especialmente quienes han encabezado en el mando la nace nacional, Leonel Fernandez y Danilo Medina, no podemos mas que sentirnos satisfechos este 16 de agosto, 21 años después de aquellas palabras, porque entre todos hemos logrado hacer despegar las aeronave que nos encomendaron y nunca como en estos momentos nos hemos sentidos mas seguros en nuestro viaje hacia el futuro.

Nuestros hijos están creciendo en una nación que tiene un sistema político estable y sin que exista la posibilidad de un estallido social, tan comunes en los países del área, nuestra economía crece y brinda oportunidades nuevas, los poderes públicos cada días de fortalecen y ganan credibilidad entre nuestros ciudadanos, nuestra economía se diversifica y crece en forma sostenida lo que nos hace receptores de la mayor cantidad de inversión extranjera en toda nuestra historia.

La mejoría de la calidad de vida de los mas pobres es evidente, nuestros niños van a la escuela en una tanda extendida que permite a sus padres dedicarse la las labores productivas, los preescolares de los barrios marginados también tienen derecho a la educación inicial a través de las cientos de estancias infantiles que están siendo habilitadas en todo el territorio nacional, los que habitan la capital y sus zonas aledañas se trasladan en un transporte subterráneo nunca imaginado por nuestros padres.

Los campesinos reciben créditos a tasas preferenciales y en cantidades nunca antes vista, los maestros tienen un salario decente que les permite dedicarse exclusivamente a enseñar a nuestros niños y este mismo año los estudiantes tendrán acceso a la llamada República Digital que intentará disminuir la brecha que en este tema existe entre los sectores mas pudientes y los que no tienen acceso a equipos informáticos porque sus posibilidades económicas no se lo permite.

Y por fin parece que nos dimos cuenta de que el turismo es nuestro ¨oro negro¨, es la vía en que podemos desarrollarnos mas rápidamente, y el gobierno del Presidente Danilo Medina hace ingentes esfuerzos, algunos de ellos encabezados directamente por la figura del jefe del estado, para que en zonas olvidadas de nuestra geografía, pero con una belleza inconmensurable como son las playas del sur del país, se inviertan recursos que permitan la expansión de una actividad que, como los viajes turísticos, se han convertido en la principal industria del mundo.

Aquel avión entregado hace 21 años un 16 de agosto, hoy podemos decir que despegó, se mantiene en el aire, se dirige a nuevos cielos llenos de esperanza y progreso para todos los dominicanos, y hasta los que han ingresado al país desde países extranjeros atraídos por al progreso que acusamos en todos los ordenes.

No cabe mas que felicitarnos en esta fecha de la Restauración de la República y sentir la satisfacción de que no le fallamos a los héroes que dieron su vida por nuestra libertad y nuestra independencia, junto a todos los que se han esforzado para construir este país democrático y en paz del que todos disfrutamos.

Comenta