May aspira a reforzar su liderazgo y unir a su partido en el congreso “tory”

Por EFE domingo 1 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- El Partido Conservador británico inició hoy en Manchester (Inglaterra) un congreso anual en el que la primera ministra, Theresa May, aspira a reforzar su debilitado liderazgo dentro de la formación y suavizar las discrepancias internas sobre la hoja de ruta del “brexit”.

May aseguró que su gabinete de Gobierno permanece “unido”, a pesar de la controversia que ha levantado el ministro de Exteriores, Boris Johnson, al establecer unas “líneas rojas” para la salida de la Unión Europea que van más allá del plan que ha defendido de forma oficial la jefa del Ejecutivo.

En la primera jornada del congreso, que se clausurará el miércoles, la primera ministra trató de llevar el debate más allá del “brexit” al proponer una serie de medidas para atraer a los votantes jóvenes.

Prevé congelar el precio máximo de las matriculas universitarias, que se mantendrá en 9.250 libras anuales (10.450 euros) hasta 2019, y dedicar 10.000 millones de libras adicionales (11.300 millones de euros) a programas de ayuda a la compra de una primera vivienda.

La marcha de las negociaciones con Bruselas continuó sin embargo acaparando protagonismo en el congreso conservador después de que Johnson alertara ayer de que un periodo de transición tras la ruptura con la UE debe durar dos años “y ni un segundo más”.

El ministro defendió además que Londres tiene que dejar de pagar cualquier cantidad a Bruselas cuando se haya materializado el “brexit” y no debe acatar ninguna nueva regulación comunitaria una vez se hayan cortado los lazos.

Preguntada en una entrevista con la BBC sobre la posibilidad de apartar a Johnson de su equipo por alejarse de la hoja de ruta oficial, May aseguró que el ministro apoya “absolutamente” sus planes para el “brexit”.

“Lo que tengo es un gabinete unido en torno a la misión que cumple este Gobierno, y eso es lo que van a ver esta semana” en la conferencia de Manchester, aseguró May.

La jefa de Gobierno, que hoy cumple 61 años, insistió asimismo en una entrevista con “The Sunday Telegraph” en que tiene intención de presentarse a las próximas elecciones, previstas para 2022.

Aún así, algunos miembros relevantes de su formación, como el ministro de Comunidades y Gobierno Local, Sajid Javid, rehusaron hoy brindarle su apoyo de forma pública para un nuevo mandato.

La primera ministra ha visto decrecer su peso como líder de su partido desde que en junio perdió la mayoría absoluta en unas elecciones anticipadas que había convocado ella misma con la intención de fortalecer su mandato de cara a las negociaciones del “brexit”.

El primer secretario de Estado, Damian Green, que fue nombrado por May poco después de ese descalabro electoral, advirtió a los miembros del partido de que deben mantener en “privado” sus discrepancias.

“Es un consejo para todo el mundo. Es un consejo para todos mis colegas en todo momento. Si tenéis una fuerte opinión sobre algún asunto, ponedla sobre la mesa en privado. Una vez que el Gobierno llegue a una decisión colectiva, ceñiros a ella”, afirmó.

Acerca de los puntos de vista expresados por Johnson, el “número dos” de May subrayó que “la política del Gobierno (sobre el ‘brexit’) fue acordada por el gabinete al completo y se comunicó en el discurso de Florencia”.

“Esa es nuestra política y continuará siendo nuestra política”, dijo Green, quien aseguró que el ministro de Exteriores “tiene virtudes muy sólidas” y es “un activo para el Gobierno”.

En la primera jornada del congreso conservador, miles de personas se manifestaron en el centro de Manchester en dos marchas paralelas para protestar por la salida del Reino Unido de la Unión Europea y contra las políticas de austeridad del Gobierno “tory”.

Los participantes en la protesta antiausteridad corearon consignas a favor del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y fueron arengados por el responsable del sindicato PCS, Mark Serwortka, que defendió la necesidad de convocar una huelga general del sector público para “derribar a los ‘tories'”.

El líder del Partido Liberaldemócrata, Vince Cable, se dirigió por su parte a los manifestantes contra el “brexit” para decir que el Gobierno debe escuchar sus “voces” y comprender que se sienten “orgullosos de ser británicos y europeos”.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar