1,600 pequeños sismos activan el nivel amarillo en la isla de La Palma

Por EFE lunes 13 de septiembre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTA CRUZ DE TENERIFE(ESPAÑA).- El aumento de movimientos sísmicos en la isla de La Palma (archipiélago español de las Canarias), que ha registrado casi 1,600 pequeños movimientos desde el sábado, ha llevado a las autoridades locales a activar el semáforo amarillo (el segundo nivel de alerta en una escala de 4), aunque no se observa un incremento del riesgo para la población.

Los pequeños sismos se han registrado en esa isla, de origen volcánico, con epicentros a profundidades de entre ocho y trece kilómetros y magnitudes que han ido en aumento en las últimas horas, hasta llegar a un máximo de 3,4: el de un terremoto que ha sido sentido por la población, informa el Instituto Geográfico Nacional (IGN) de España.

El Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo de Volcánico de Canarias (Pevolca) establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo (alerta, se comienza a informar a la población), naranja (alerta máxima, se detectan fenómenos preeruptivos) y rojo (emergencia, hay una erupción en curso).

En el amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y la monitorización de la actividad volcánica y sísmica.

Tras reunir este lunes al Comité Científico del Pevolca para valorar la situación, las autoridades regionales han decidido activar el plan especial en cuatro municipios (Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, El Paso y Mazo) y cambiar el semáforo de nivel verde a amarillo (alerta) para todos ellos.

El Comité Científico señaló que desde 2017 se registra una actividad sísmica anómala en el sur de La Palma, que desde el verano de 2020 se ha incrementado con la ocurrencia de ocho “enjambres sísmicos” (series de terremotos concentrados en un mismo lugar).

El último, que comenzó el pasado sábado día 11, ha sido el más intenso, tanto por el número de sismos como por su magnitud, ya que algunos han sido sentidos por la población.

Además, el Comité indicó que la profundidad de los sismos, que hasta ahora había oscilado entre los 20-30 kilómetros, ha disminuido hasta los 12 kilómetros durante este enjambre.

A juicio del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán), este enjambre sísmico representa “un cambio significativo” en la actividad del volcán Cumbre Vieja y está relacionado con un proceso de intrusión magmática en el interior de la corteza de la isla

En cuanto a la monitorización geoquímica de gases volcánicos, el Comité Científico del Pevolca resalta que los datos registrados de emisión de Helio-3 confirman el carácter magmático de este proceso, al apreciarse el mayor valor observado de los últimos treinta años.

Apple Store Google Play
Continuar