Santo Domingo inicia guerra contra la basura acumulada por montones

Por EFE sábado 7 de octubre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La Alcaldía de la capital se empeñaba hoy en eliminar montones de basura acumulados los últimos días en prácticamente todo Santo Domingo a consecuencia, según las autoridades municipales, del cambio de administración en el principal vertedero de la ciudad.


Unos 3.000 empleados del Ayuntamiento, con el apoyo de juntas de vecinos y voluntarios, recogían los desechos en barriadas populares y en residenciales exclusivos capitalinos.

“Le hemos declarado la guerra a la basura”, declaró el alcalde, David Collado, justo antes de iniciar el operativo por el que se esperan retirar de las calles miles de toneladas de basura.

El edil destacó, además, que para mantener la ciudad limpia se necesita la participación de toda la ciudadanía, principalmente sacando la basura de las casas en los horarios establecidos.

Collado afirmó que la ciudad de Santo Domingo vierte más de 2.000 toneladas diarias de basura en el relleno sanitario de Duquesa, ubicado en la contigua provincia Santo Domingo.

El síndico lamentó que algunos sectores, a los que no identificó, pretenden utilizar el tema de la basura como política sucia contra su gestión, de algo más de un año.

La basura comenzó a acumularse en la ciudad luego de que el Tribunal Superior Administrativo retirara de manera provisional la administración de Duquesa a la compañía Lajun y le concediera el control a una junta integrada por el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte, que demandó a la empresa, así como a las autoridades de Medio Ambiente y Salud Pública.

El vertedero se encuentra en la provincia Santo Domingo donde cuatro alcaldías vierten miles de toneladas al día.

El conflicto entre las alcaldías y Lajun se originó cuando la empresa decidió aumentar el precio de la tonelada de basura, a lo que se opusieron los ayuntamientos.

La situación se fue empeorando a medida que la empresa administradora dispuso la reducción en el horario de vertido de los desechos, que empezaron a acumularse tanto en Santo Domingo como en la provincia del mismo nombre. EFE