Miércoles, 23 de Abril, 2014 Santo Domingo, República Dominicana

EDITORIAL

Se puede cambiar

EDICIÓN IMPRESA

SOBRE NOSOTROS

Quiénes Somos
Contáctenos
-199,658 Lectores Online
Opinión
Volver a portada Opinión
 
2/3/2008
La filosofía de la corrupción 

Compartir:

 (+) Click para ampliar
 

La Filosofía de la Corrupción examina críticamente los fenómenos de corrupción en su sentido y alcance antropológicos, su racionalidad, su coherencia y su valor como vía de enriquecimiento ilícito. Para la comprensión de la realidad de este bajo mundo protagonizado por corruptos, corruptores y proxenetas de la política; tenemos que adentrarnos en la psicología enfermiza de quienes la auspician y la han ejercido desde el poder y la oposición. 

Analizar; especialmente, las dimensiones significativas y simbólicas del lenguaje en el que los fenómenos de corrupción se expresan, el cual desconoce el idioma de la honestidad, en la jerga de los dioses de la corrupción, no es entendible para los mortales honestos. Intentar descubrir, asimismo, lo específico, porque lo abarca todo, de la corrupción y lo que ésta significa para los ladrones, afectando al hombre honrado y a la sociedad indefensa, que no cuenta con los mecanismos de lugar para controlarlos porque tenemos una justicia corrompida, tendríamos que adentrarnos hasta los tuétanos que sostienen su esqueleto; para entender la lógica de una mentalidad fermentada, la que se convierte de honesta en deshonesta, hay que tener una mentalidad de deidad, para comprender a estos semidioses de las tinieblas. 

Aunque; debemos aclarar, que propiamente no existe la Filosofía de la Corrupción sino los filósofos de la corrupción, a los cuales mueve la conducta de la mala fe, para justificar lo injustificable y cuentan con el dinero que es el arma más poderosa que ellos poseen. 

La filosofía es una forma de conocimiento que pretende ofrecer explicaciones de los temas que analiza empleando la razón y los argumentos racionales; y si la filosofía es un saber crítico, que analiza los fundamentos de todo lo que considera y nunca se limita a aceptarlos de forma ingenua, empleando los datos y contribuciones de las ciencias, que son siempre un conocimiento de primer grado sobre la realidad para dar una explicación lógica a los problemas presentados. 

Así también existen filósofos de la corrupción que pretenden darle un carácter científico al saqueo; intentando justificar la podredumbre del poder, para mantener en un estado de enajenación al pueblo dominicano, quien es  que mantiene el sistema político a través del pago de los impuestos. Los argumentos utilizados, para justificar, lo injustificable (el robo), no resisten el más mínimo análisis científico. Veamos algunos de los razonamientos de estos estudiosos o bandidos: Nosotros no somos suizos, al dominicano no le gusta trabajar, este es un pueblo sinvergüenza, este es un país corrupto,  aquí las gentes se venden, entre otras sandeces (simplezas y necedades). Yo estoy seguro que en este país hay gente sería, honestas, y patriotas que les duele su nación y no se venden. 

El PRD y el PRSC son organizaciones políticas que están al servicio de la corrupción; solo pueden existir en el contexto de un estado cimentado en el peculado; el día que esta nación pase del clientelismo al de un proyecto de nación, en donde primen las ideas del desarrollo, por encima de las dádivas; estaremos asistiendo al entierro político de estos partidos, porque su existencia no tendrá razón de ser, por tanto morirán. 

Negar que en el PLD no haya corruptos, es como no querer admitir que en nuestro organismo no existen las bacterias, que son las causantes de las enfermedades; las hay, pero afortunadamente el ser humano cuenta con un sistema inmunológico, formado por los glóbulos blancos o fagocitos que  son capaces de destruir bacterias y otros elementos extraños al organismo; el sistema inmunológico del Partido de la Liberación Dominicana está siendo seriamente afectado por la corrupción, y si no se toman las medidas pertinentes puede entrar en un estado comatoso. 

Lamentable,  nuestro sistema político de partido no cuenta con un mecanismo de defensa que detecte y elimine la corrupción dentro de sus filas,                                                                                                  en la mayoría, aplastante, de los partidos políticos tradicionales de derechas o de izquierdas. Por el momento la corrupción no está institucionalizada como su razón de ser dentro del Partido de la Liberación Dominicana, el día que esto ocurra, si ocurre, será el fin del sistema político tradicional en la República dominicana. 

La descomposición social fruto de la filosofía de la corrupción; va creando, en el ser humano una alienación genérica, la cual produce ciudadanos flotantes, que viven en el aire; quienes padecen a su vez, una  enajenación psiquiátrica, fruto del desequilibrio y falta de justicia, que los mantiene en un estado del bienestar artificioso bebiendo cervezas en los colmados, entendiendo que esta es la felicidad. Y a otros ciudadanos les crea una ataxia., desorden, irregularidad, perturbación de las funciones, del sistema nervioso al no tener una vía de escape a sus problemas, como otros que se refugian en el alcohol. 

Los refranes son la síntesis de la sabiduría de los pueblo y hay uno que dice: Todo es según con el cristal con que se mire; admite la existencia de la corrupción. Los filósofos lo dirían de esta manera. La anamorfosis es una pintura o dibujo que ofrece a la vista una imagen deforme y confusa, o regular y acabada, según desde donde se la mire y la etología es el estudio científico del carácter y modos de comportamiento del hombre.  

Desde el punto de vista filosófico a este escenario político que vive hoy día la República Dominicana se le pudiera llamar: La  anamorfosis del poder etológico en el poder político. Lo que para uno existe para otro no, pero existe. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Leonardo Suriel Morel

Copyright 2014 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

 
 
En el marco de la celebración de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, el Banco Central puso en circulación cuatro  nuevas obras sobre historia, narrativa, crítica literaria y cultura,  en una ceremonia encabezada por su Gobernador, licenciado Héctor Valdez Albizu. Las obras publicadas son “Juan Pablo Duarte y la Venezuela del Siglo XIX. Historia y Leyenda”, de  los  intelectuales venezolanos Cecilia Ayala Lafée, descendiente del Padre de la Patria Juan Pablo Duarte, Werner Wilbert y Ariany Calles; “Estudios literarios dominicanos”, del catedrático dominicano residente en los Estados Unidos Manuel A. Ossers;  “Era lunes ayer”  del narrador Máximo Vega; y “La cultura en el Banco Central.  Discursos 2012-2014”, del licenciado Héctor Valdez Albizu, Gobernador del Banco Central.
Vuelve “Bosque Jurásico 2” a Republica Dominicana
Leer Más [+]
Industrias San Miguel del Caribe (ISM) realiza primer Foro de Periodismo
Leer Más [+]
Bahía Príncipe Hotels & Resorts recibe premios Gold Crown Resort por parte de RCI
Leer Más [+]
Cava Freixenet lanza promoción en Redes Sociales
Leer Más [+]
Huggies se une a la tienda virtual lacuna.com.do
Leer Más [+]
Pellerano & Herrera anuncia entrada del Lic. Vitelio Mejía Ortiz
Leer Más [+]
CARICATURA
MÁS NOTICIAS DE HOY
Portada | Noticias Anteriores | Clasificados | Contáctenos
Desarrollado por Merit Designs
Avenida Francia No.41 esquina Rocco Cochía
Santo Domingo, Distrito Nacional,
República Dominicana
Teléfono: (809)687-7450 Fax: (809)687-3205
Email: redaccionnd@gmail.com