Jueves, 30 de Octubre, 2014 Santo Domingo, República Dominicana

EDITORIAL

Ron, tabaco y cerveza

EDICIÓN IMPRESA

Revista Novedades

SOBRE NOSOTROS

Quiénes Somos
Contáctenos
-197,003 Lectores Online
Opinión
Volver a portada Opinión
 
9/12/2007
Discriminación racial y esclavitud

Compartir:

 

Discriminación racial y Esclavitud ¡historieta montada de toda piezas! Los extranjeros, sin referirme a una u otra raza en particular, invaden nuestra tierra, explotan nuestras gentes, destruyen nuestro patrimonio, construyen, destruyen, violan las leyes de nuestro código civil y nuestro código constitucional, corrompen las autoridades, compran jueces y dirigentes, violan, prostituyen, cometen actos de pedofilias, abusan literalmente de nuestra sociedad, nuestros niños y adolescente, nuestras mujeres. Y como si fuera poco empañan nuestra imagen vendiendo al mundo entero el estatus de victimas y esclavos de nuestros compatriotas haitianos.

Más… ¿Quienes son estas personas? De que derecho humanos habláis, y nuestros derechos los derechos del pueblo Dominicano, quien lo defiende. Discriminación racial y Esclavitud historieta montada de toda piezas, razones políticas disfrazadas en marionetas defensoras de los derechos humanos. Pobre de nuestra nación y nuestros hermanos fronterizos que agonizan una Democracia Libre y Soberana como estipulan dichas constituciones.

Marionetas manipuladoras, porque enfatizáis de una masiva populación extranjera que viven en nuestra tierra, de su marginidad, del trato diferencial que os reciben. Y de nuestra sociedad, ¿quien habla?   Quien cuenta la realidad de la otra cara de los Dominicanos, de esas familias marginadas, sin pan y sin techo, perdida entre escombro, techo de zinc oxidados, lugares insalubres, portadores de epidemias, virus y bacterias y mientras tanto… Imagines paradisíacas, arena blanca, agua azul turquesa, bellos y pintorescos colores, entre ¡cantos de mar y arena, danzas de palmas y de palmeras! paisajes que junto forman una alquimia de paraíso.

Y del entorno de la alquimia… ¿Quien habla? Quien habla de nuestro barios marginados, nuestros pueblos campesinos, sin agua potable, sin energía eléctrica, sin calles y sin medio de transporte, de esas familias que viven en las montañas y que trabajan duro la tierra y como único medio de transporte sus pies, y como herramientas de trabajo sus manos, de esas gentes hombre mujeres y niños que gracias a los trabajo pasado en los campos, mercados entre otros; hoy se encuentra condenado a un lecho.

¿Qué conocéis? de la enfermedad “Espóndiloartrosis” enfermedad resumida en cambios degenerativos de la columna vertebral, lesiones ocasionada por rotaciones o carga axial importante “sobre peso” de las enfermedades renales y otras mas, que padecen la gran parte de nuestros hombre campesino.

Las cuales son producidas por esfuerzos masivos, productos químicos utilizados en los campos, piedras en los riñones producto del agua de roca a falta de agua potable. Que conocen estas gentes de nuestros niños que nunca han ido a las escuelas por que sus padres de origen Dominicana, pero no portadores de una cedula, no han podido obtener un acta civil. ¡Si nuestros pobladores indocumentados no tienen derecho a formar parte de nuestra civilidad! ¿Por que diablos os tendrán este derecho nuestros compatriotas Haitianos u otro tipo de extranjeros que se encuentren en nuestro territorio? Marionetas manipuladoras, sembradoras de cizañas montan una Nación contra la Otra y luego disfrutan de la escena en compañía de los espectadores principales, siempre insatisfechos y decido a utilizar todo tipo de herramientas para llegar a los fines apetecidos.

Con que derecho estas gentes se permiten de criticar al pueblo Dominicano. Cuando os dicen en uno sus reportajes mas recientemente divulgado en las pantallas internacionales. ¡El Dominicano se pretende ser y se considera como hispánico! Y os consideran los Haitianos diferentes. Más por que debemos nosotros Dominicanos reindicar nuestro status o nuestra lengua. Nosotros hablamos Español, no hablamos Frances, Ingles, Allemand, Japones u otro idioma. De modo que no seremos Ibéricos, Francófono o Anglófonos pero Dominicanos y Hispano-fónicos si somos.

Los Dominicanos, compartiremos la misma isla con los Haitianos, pero lo cierto es, que aun que las comunidades internacionales se empeñan en crear un vinculo de igualdad entre las dos Naciones, esto resulta ser una pura aberración. Aberración debido a que por múltiples de razones este vinculo no existe. La Republica Dominicana y La Republica de Haití, son diferentes a nivel constitucional, cultural, económico, creencias, religión, lenguas, manera de vivir entre otros…

Yo reitero Discriminación racial y Esclavitud: historieta montada de todas piezas, razones políticas disfrazadas en marionetas defensoras de los derechos humanos.   Leonor.bonilla@free.fr

Autor: Leonor BONILLA T

Copyright 2014 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

 
 
Las principales salas del país se preparan para proyectar del filme que cuenta la vida del hombre que creó el género  salsa dándolo a conocer en diferentes partes del mundo, Johnny Pacheco. “Yo soy la salsa”, producido por Andrés Van Der Horst para Charanga Films, cuenta la historia de esta leyenda musical, su vida personal y profesional, un trabajo que se plantea  como una pieza documental inigualable.
Discovery Kids concluye exitosamente
Leer Más [+]
Banreservas convoca concurso
Leer Más [+]
Zara Home presenta colección
Leer Más [+]
Club Porche realiza rumbo a Samaná
Leer Más [+]
Artistas internacionales juntos a Alberino en DM 14
Leer Más [+]

RedesSociales

DEPORTES
CARICATURA
MÁS NOTICIAS DE HOY
Portada | Noticias Anteriores | Clasificados | Contáctenos
Desarrollado por Merit Designs
Avenida Francia No.41 esquina Rocco Cochía
Santo Domingo, Distrito Nacional,
República Dominicana
Teléfono: (809)687-7450 Fax: (809)687-3205
Email: redaccionnd@gmail.com