• RD$175.30Gasolina Premium
  • RD$157.50Gasolina Regular
  • RD$127.40Gasoil Optimo
  • RD$117.00Gasoil Regular
  • RD$78.50GLP
  • RD$23.22Gas Natural
  • RD$76.10Avtur
  • RD$57.73FuelOil
  • RD$98.30Kerosene

Tasa de Cambio

RD$45.35CompraRD$45.76Venta
RD$48.00CompraRD$54.00Venta
Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin
EDICIONES ANTERIORES ENVÍANOS TU DENUNCIA

No al olvido: Amelia Ricart Calventi vive

Rafael G. SantanaCobertura

El ametrallamiento frente al Palacio Nacional de los estudiantes intermedios, secundarios y universitarios el 9 de febrero del 1966 fue una masacre cobarde y criminal. Los estudiantes demandaban que las tropas extranjeras desocuparan los planteles, que se reconocieran las autoridades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y la entrega del presupuesto. En la puerta principal del Palacio Nacional donde se concentraron los estudiantes cayeron asesinados:  Antonio Santos Méndez, Miguel Tolentino y Luís Jiménez Mella.

Los heridos de gravedad: Brunilda Amaral y Antonio Pérez (Tony) que permanecen en sillas de rueda como un testimonio vivo de esta barbarie.

La niña de 14 años de edad Altagracia Amelia Ricart Calventi, murió el 3 de marzo en un hospital de San Antonio Texas.  Otros heridos fueron José Ramón Casimiro, Griselda zorrilla, Juan Castro, José María de la Cruz, y Freddy Antonio Cruz (periodista fallecido).

La UASD en recordación a los caídos y en reconocimiento del sacrificio de los muertos creó el Liceo Altagracia Amelia Ricart Calventi.  Este es un centro educativo modelo que resalta la figura de esta mártir del movimiento estudiantil.

La directora del liceo profesora Juana Gómez, mantiene un hostigamiento a los estudiantes que pertenecen a la Juventud Progresista que se encarga cada año de organizar actividades para recordar al Amelia y el 9 de febrero del 1966.

Sin detenerse esta educadora trata de borrar la figura de Amelia.  Recientemente  la Juventud Progresista descubrió que en un cuarto oscuro desde 1986 se ocultaba una tarja de Los Amigos de Amelia sin ser colocada en la estatua que está en la entrada del liceo.

Entre las acciones de la profesora Gómez se pueden citar:  Su negativa a que los estudiantes participen en la ceremonia frente al Palacio Nacional, alegando que son menores; obstaculizar el transporte en autobús, y la sala Pedro Mir en la UASD.

Asimismo mantiene una postura negativa en relación a todo lo que sea recordar a Amelia y el ametrallamiento frente al Palacio Nacional.

El Consejo Universitario de la UASD debería nombrar una comisión para que se investigue este comportamiento anti-democrático y por demás represivo de la profesora Gómez porque si  ella es directora de ese liceo se debe a la lucha de Amelia, de Amin Abel Hasbùn, Secretario General de la Federación Dominicana de Estudiantes (FED) que dirigió la marcha hacia el Palacio Nacional, Brunilda Amaral, Tony Pérez y los estudiantes heridos ese fatídico día.  Nada justifica esta posición de la profesora Gómez que si tuviera una chispa de dignidad renunciara por la conducta que mantiene de intentar borrar los acontecimientos del 9 de febrero del 1966.  Eso es lo menos que se le puede pedir a esta educadora que avergüenza a la UASD y al pueblo dominicano.

Tenemos que combatir la campaña del olvido de la profesora Gómez y quienes las respaldan.  Si no hubiese sido por la dedicación del profesor Moquete que tiene a su cargo la coordinación de las actividades del 9 de febrero del 1966 y de los directivos de la Juventud Progresista, en la persona de su presidenta Greine Pigueiro y la vicepresidenta Brenda Martínez y los directivos de la organización el nombre de Altagracia Amelia Ricart Calventi, estuviera borrado en el liceo por obra de esta llamada profesora Juana Gómez.

NO AL OLVIDO:  AMELIA RICAR CANVENTI VIVE.

COMENTARIOS

Comentarios

Envíanos tus denuncias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin

© Copyright 2015 El Nuevo Diario. todos los derechos reservados.
Página web desarrollado por Merit Designs