• RD$175.30Gasolina Premium
  • RD$157.50Gasolina Regular
  • RD$127.40Gasoil Optimo
  • RD$117.00Gasoil Regular
  • RD$78.50GLP
  • RD$23.22Gas Natural
  • RD$76.10Avtur
  • RD$57.73FuelOil
  • RD$98.30Kerosene

Tasa de Cambio

RD$45.35CompraRD$45.76Venta
RD$48.00CompraRD$54.00Venta
Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin
EDICIONES ANTERIORES ENVÍANOS TU DENUNCIA
Facebook Twitter Linkedin Instagram

Persio Maldonado

Es abogado, director de El Nuevo Diario, presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios, Inc. Es, además, comentarista de Matinal, Canal 5, en Telemicro. También lo fue de Radio Francia Internacional (RFI). Labora en los medios de comunicación desde el año 1971, en que se inició en el desaparecido periódico El Sol, en Santiago de los Caballeros, desde donde salió en 1981 para ser de los fundadores de este diario.

EDITORIAL

Entrelazados en una isla

Es una pena que muchos de los problemas que confrontan Haití y la República Dominicana no podamos trabajarlos de manera conjunta. Sobre todo, aquellos que se desprenden de estar entrelazados en una misma isla.

Hasta ahora han predominado los prejuicios. Y, por qué no decirlo, la actitud de los grandes países que han abandonado a Haití a su suerte. Así grupos internos en ambos países han estado manipulando siempre nuestras relaciones de naciones vecinas.

Hemos compartido los problemas que nos afectan en ambos lados de la frontera, pero no así hemos hecho consciencia de las soluciones de esos males que se nos hacen comunes. La deforestación, por ejemplo, no distingue de qué lado esté uno del otro, pues las consecuencias de esos daños repercuten en toda la isla en que vivimos.

Los problemas de la salud terminan siendo comunes, ya que enfermedades que aquí erradicamos luego se reproducen con los contactos que genera la migración de un lado al otro. Muchas familias haitianas incluso reciben atenciones médicas en los hospitales públicos de la República Dominicana, aunque no hayamos podido conjugar unas políticas que nos alivien en varios sentidos. En el orden de la salud misma, es decir en la eliminación de muchas enfermedades, pero también en el ámbito de los costos que ello implica para nuestro país.

Quizás por eso hemos sido reiteradamente denunciados como responsables de maltratar a los haitianos, y en ningún caso se nos reconocen esos aportes que hacemos cotidianamente a nuestros vecinos. En realidad, aunque no querremos entenderlos, los problemas haitianos  son más nuestros que de cualquier otro país. Y no es que carguemos con sus problemas, es que procuremos no tener que cargar  tan pesado.

COMENTARIOS

Comentarios

Envíanos tus denuncias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin

© Copyright 2015 El Nuevo Diario. todos los derechos reservados.
Página web desarrollado por Merit Designs